Candice Swanepoel, el ángel más sexy del planeta