Chris Crocker, el fan número uno de Britney Spears, es un hombre de pelo en pecho