El glam de Tom Ford da el pistoletazo de salida a la NYFW