El peinado con el que Emma Stone no acertó (pero nada)