Emily Ratajkowski o cómo lucir perfecta ante los paparazzi