Guapa en un minuto: cómo colocar unas pestañas postizas