La carrera de Adriana Ugarte va sobre ruedas