La última foto que reafirma el cambio de Adele