Llueve, pero las prendas y accesorios de plástico transparente son lo más