Se lleva ponerse muchos collares a la vez (fíjate en el look de Kristen Stewart)