David Bustamante y Adrián Lastra, perdidos en la sierra