Kylie Jenner, la chica de los mil colores