Lady Gaga: su versión más pálida a la vez que normal