Rubén Cortada, a evitar una masacre en El Príncipe